Espadas

Espadas. Mente, comunicación, pensamiento. Siempre necesarias para abordar la vida, para relacionarnos, para entendernos. Las espadas resultan imprescindibles cuando son una herramienta flexible y ligera en nuestra mano, guiadas por nuestras necesidades. Pero, qué sucede cuando las espadas se nos vuelven en contra y nos atravesamos el pecho con ellas? Normalmente, que el sueño de la razón produce monstruos y caemos en pensamientos recurrentes negativos, aumentamos muchísimo nuestro sufrimiento y nos perdemos en el laberinto de espejos de los bucles repetidos.
Las espadas que tan reales nos parecen cuando sentimos la herida son tajos que nos autoinflingimos… y cuyo dolor podemos cesar dejando que las heridas sanen. Porque merecemos el alivio, merecemos sentir que la tormenta puede calmarse.espadas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s