Los bastos

Los bastos son el fuego, ya lo sabemos: los proyectos, los inicios. La mano que planta la semilla lleva fuego, y lo lleva también la semilla en su seno, aunque no lo veamos. Es el fuego que le permite crecer y desarrollarse. Tienen la energía de los bastos los brotes nuevos que crecen en los árboles de un bosque, y también los animales que en él buscan refugio para hacer los nidos y madrigueras y alumbrar a sus crías.
Pero, qué pasa cuando los bastos se vuelven del revés? El fuego que crece dentro nuestro debe tomar oxígeno cuando lo necesita, y una energía muy fuerte exige ser canalizada. Pero tal vez nos consideramos incapaces de llevar adelante ese proyecto que tanto anhelamos, de sostener una relación… Entonces los bastos invertidos son antorchas que nos queman el pecho y nos imbuyen, demasiadas veces, agresividad contra quienes amamos, agresividad hacia nosotras mismas…
Cuidemos el fuego, y que no nos dañe!descargab

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s